¿CÓMO QUIERES DONAR?
QUIERO DONAR

HISTORIA

Nuestra labor se inició en 1988 por convocatoria del R.P. Francisco Otto Galicia, párroco de la Iglesia de María Inmaculada, ubicada en la Colonia Palo Alto, a dicha convocatoria respondió un grupo de mujeres entusiastas y con alto espíritu de servicio. Sus comienzos fueron muy sencillos con un programa de pláticas de superación personal y trabajo comunitario, posteriormente se incorporaron nuevas actividades como: comedor infantil, clases de cocina, tejido, bordado y pintura, becas de estudio, consulta médica y actividades formativas.

En 1992 AAMI se instituyó como Institución de Asistencia Privada, con su denominación actual ASOCIACIÓN AMIGOS DE MARÍA INMACULADA, I.A.P. (AAMI).

Las actividades iniciales se realizaban dentro de la Parroquia; posteriormente, gracias a las personas que aportaron trabajo voluntario y donativos, hacia 1993 ante la creciente demanda de ayuda, y con el entusiasmo y cooperación de la comunidad, se llevó a cabo un programa de captación de recursos para comprar nuestro actual Centro AAMI en Palo Alto #50, Col. Granjas de Palo Alto, Cuajimalpa, C.P. 05110, Ciudad de México.

Es importante señalar que el Centro de Salud que desde entonces atiende a Palo Alto se construyó también por iniciativa de AAMI: inicialmente se ofreció servicio dental para la colonia, después se incorporó el resto de servicios que presta un Centro de Salud, el cual actualmente es otorgado por la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México. A través de los años de funcionamiento de AAMI nuestro objetivo se ha cumplido de forma muy significativa, hemos proporcionado a las familias de las comunidades de Palo Alto y aledañas un espacio de atención para sus hijos, mientras las madres y padres cumplen con su trabajo; ellos, a su vez, reciben capacitación para afrontar mejor el reto de sacar adelante a sus hijos.

OBJETIVO

Impulsar el desarrollo integral y los valores de las familias en la comunidad, a través del compromiso y el desarrollo físico, intelectual y emocional, para así lograr una vida más digna, esto se logra a través de labores que abarcan 5 áreas: desarrollo humano, académica, médica, alimentaria y guardería y preprimaria.

De igual manera asistimos en sus necesidades más urgentes de alimentación, educación y salud a las comunidades más pobres y marginadas, ubicadas en la franja comprendida entre el Km. 13 de la Carretera Libre México-Toluca y la zona conocida como El Yaqui.

IMPACTO SOCIAL

AAMI atiende a las comunidades marginadas comprendidas entre el kilómetro 13 y el 15.5 de la carretera federal México-Toluca, en los últimos años sus servicios se extienden a la población más vulnerable de la Delegaciones Cuajimalpa y Álvaro Obregón, así como a personas de otras delegaciones, pero que trabajan en Cuajimalpa.

En la actualidad AAMI ofrece sus servicios con los siguientes indicadores:

– Alrededor de 400 familias que habitan en la zona de Palo Alto, conforman una población de aproximadamente 5,980 personas, el 49% son hombres y el 51% son mujeres: los niños entre 0 y 6 años constituyen aproximadamente el 16%; los de entre 6 y 14 años, el 12%; las personas entre 14 y 60 años, son el 64% y las personas de más de 60 años, el 8%.

Cada familia está compuesta en promedio por nueve integrantes, con un nivel socioeconómico muy bajo (los ingresos por familia están entre $1,000 y $6,000 mensuales). Esta situación da como resultado una serie de carencias básicas que van desde la falta de agua potable y drenaje, hasta una escolaridad muy limitada, puesto que muchos de ellos no terminaron la primaria, lo que redunda en falta de preparación integral para salir adelante en sus actividades laborales, familiares y sociales.

Por otra parte, dado que la comunidad sufre problemas sociales como alcoholismo, drogadicción y violencia intrafamiliar, AAMI tiene programas y talleres para apoyar a los habitantes de Palo Alto frente a estos problemas, con la convicción de que una mayor preparación académica y/o técnica les preparará para optar por mejores empleos y elevará el nivel de vida de los participantes y de sus familias.

• La capacidad máxima de atención de AAMI es de 600 personas diarias.

• El número promedio de beneficiarios al año es de 500 personas directamente y 3,000 de manera indirecta.

• Los servicios de AAMI se otorgan sin fines de lucro, se aplica un estudio socioeconómico y en el caso de guardería, preprimaria y comedor, se requiere que los niños sean hijos de madres trabajadoras.